Como se hace un Chinchorro de Curagua en Aguasay

La elaboración de un Chinchorro de Curagua de Aguasay es un proceso netamente artesanal que requiere una serie de pasos o etapas que se inicia con la preparación de la tierra para la siembra de los plantones y culmina con la colocación de las randas. Todo este proceso puede tardar hasta 3 meses para que finalmente tengamos un chinchorro terminado.

Etapas de la elaboración de un Chinchorro de Curagua

1.- Siembra

Se siembra por hijos a una distancia de un metro por hilera, por uno y medio de ancho para el mejor manejo en el cultivo, ya que la planta se desarrolla de manera progresiva en roseta . El hueco debe tener una profundidad de 15 a 20 cms., se recomienda suelos franco arenoso, arcilloso franco, con preferencia de migajón de procedencia de morichales y con humedad no mayor del 31%, con un PH entre 4,5 y 6,0. La raíz es fibrosa y puede alcanzar entre 25 y 50 cm de profundidad, las cuales son radiculares. Su propagación es por vía vegetativa de cuatro clases; -Chupones: estos se forman en las axilas foliares.- De corona: normalmente, es uno, pero pueden encontrarse dos o más de menor tamaño que la corona a su alrededor y unido al fruto.-Basales: nacen en la parte inferior del fruto, siendo más uniformes y de mayor tamaño que los anteriores.-Retoños o Claveles: nacen en la base del tallo por debajo del suelo, sus hojas alcanzan un desarrollo más rápido que los anteriores y generalmente son los utilizados para la propagación de la planta. Para la resiembra de la misma se recomienda hacerlo cada cinco años, ya que la calidad de la planta se va aminorando. La temperatura es el principal factor climatológico que determina la porción del crecimiento, variando entre 21 C a 27 C. La planta por su constitución está adaptada hasta cierto punto a regiones áridas, las áreas donde las precipitaciones no exceden los 80 mm mensuales, con buenas distribución y alta humedad atmosférica son buenas para el cultivo.

2.- Cosecha

Después de dos a 3 años es cuando el tallo del plantón comienza a boyarse dando claro señal de su explotación artesanal, lo que le permite al cultivador aporcarles tierra a los hijos (de 20 a 30 hijos aprox.) de la planta para que alcancen el ciclo de producción.

El proceso de cosecha se hace de manera completamente manual, donde el agricultor toma las pencas por la punta y de un solo tirón las va desprendiendo de una en una y las va amontonando para el posterior tallado y extracción de la fibra.

3.- Extracción de la Fibra

La extracción de la fibra consiste en el tallado, previamente arrancadas las pencas de la planta, el tallador coloca el colgadero atado o sujetado a un árbol de sombra, en el cual elabora o tuerce un cordel de la misma fibra y lo amarra para que la acción sea flexible con el empleo del tortol. Esta fase se divide en: (descabezar y desrabar).

3.1- Descabezar

Es el primer paso en el cual se mete o se introduce la penca al colgadero haciendo un lazo que presione en la mitad de la misma para dividirla en dos porciones; halándose la parte de la hoja que está pegada a la cepa de manera vigorosa para eliminar la cubierta vegetal con el uso del tortol, surgiendo así la fibra entre blanco y verde de la savia.

3.2- Desrabar

Es el segundo paso a realizar y completar la extracción de la penca, consistiendo en el mismo procedimiento anterior con la particularidad que se puede tallar de manera unísona de dos , tres o cuatro pencas de acuerdo a la fortaleza del tallador.

4.- Puesta al Sol

Una vez obtenida la fibra, se coloca al sol de manera que la savia o el mucílago se seque y así evitar que se manche o se pulgonee , el tallador organiza la fibra colocándolas de manera grupal y horizontal, armando manojos o clinejas de forma paralela; de un kilo lista para la comercialización, conociéndose como Curagua en rama.

5.- Lavado de la fibra

El lavado consiste en eliminar las impurezas de la savia, evitando la aspereza de la fibra, dividiéndola en pequeños manojos, es colocada en una ponchera con agua y se enjabona (jabón azul) por 24 horas y luego es enjuagada en agua limpia para sí ser colocada nuevamente al sol para el secado, lo cual le permite a la artesana observar el mermado de la fibra.

6.- Selección de moños

La curagua en fibra es raspada por la artesana con un cuchillo poco filoso para eliminarle restos de corteza, seleccionando en moños de 40 a 50 gramos, cuyo manojo es dividido con un nudo en la mitad, donde ambos terminales se conocen como cabeza y rabo, así facilitar un mejor manejo en el encabezado.

7.- Hilado

El hilado consiste en transformar la fibra en hilo. Hilar es retorcer varias fibras cortas a la vez para unirlas y producir una hebra continua; cuando se hilan (retuercen) filamentos largos se obtienen hilos más resistentes

7.1- Encabezado

Consiste en tomar el moño de Curagua por la parte de la cabeza separar varias fibras o filamentos y convertirlas en hebra con un rosor preponderante, el cual es torcido en la pierna en la parte superior del muslo y frotados con la mano.

7.2.- Escarmenar, peinar o sacado

Una vez culminado el encabezado se desata el nudo y se vuelve a anudar en la mitad de la parte encabezada para comenzar a escarmenarse la parte terminal o del rabo del moño, consistiendo éste en tomar la parte inferior del encabezado para ir sacando hebra por hebra, pasándolas por la rodilla inclinada que al finalizar van quedando residuos de fibra que van
formando los denominados “mogotes”.

7.3.- Hilado inicial

Esta etapa se refiere a la elaboración del hilo de Curagua, a través de la torsión de las hebras ya escarmenadas, y separadas en moños. Cada hebra con un espesor aproximadamente de medio milímetro. Este proceso se obtiene utilizando el huso, instrumento en el cual se hace girar, apoyándolo en el suelo, hacia atrás, con entereza gradual entre la pierna y las manos;
aumentando el volumen del hilo en el huso en la medida que se va enrollando .

7.4- Enmanar

Una vez tenido dos husos llenos de hilo de Curagua se unen las puntas, para enrollar y así formar una pelota.

7.5- Retorcido

Este paso consiste en unir las dos puntas ya hiladas a través del huso haciéndolo girar de atrás hacia adelante, obteniendo un hilo torcido a dos cabos con un espesor que varía entre un milímetro a milímetro y medio aproximadamente.

8.- Hacer Pelotas de Curagua

Embobinado o enrollada la curagua retorcida en el huso la artesana da pie a formar pelotas de un kilo en adelante, la cual la va elaborando en vueltas circulares uniformes, que le da organización al maniobrar el hilo en cualquier medio.

9.- Armar el Chinchorro en el Telar

Es un mecanismo práctico de accionar la curagua de manera circular, dando vuelta alrededor del telar creando tramas horizontales, las cuales son contadas en docenas y pares, permitiendo así el ancho en el cuerpo del lecho a construir.

10- Tejer el Chinchorro

Tejer es la actividad que demanda más tiempo, especialización y creatividad, porque es a través del tejido que se hacen las figuras que convierten a cada Chinchorro en piezas de artesanías únicas. El tejido tradicionalmente se ha hecho con hilo pabilo de algodón crudo o blanco, aunque también se consiguen Chinchorros tejidos con nylon o con hilos de la misma curagua, pero el hilo de algodón le otorga suavidad al Chinchorro.

11- Las Cabuyeras

Es el soporte del chinchorro, donde el cordel para realiza esta acción es de la misma fibra de curagua de 3 a 4 mm. de espesor aproximadamente. Torcida en la pierna, la cual garantiza fortaleza para aguantar el peso de la persona que va a descansar o dormir. Encabuyerar el chinchorro, es crear un abanico superior, formado por un conjunto de cuerdas de un largo variable, de 28 a 34 pares, que se va pasando por el orificio de la cabeza del rapacejo, donde se va halando el cordel por cada uno de ellos, de diámetro de un (01) metro de largo, donde la artesana en postura sentada, sujeta los cordeles de la cabuyera con la mano, y suele medir la distancia desde el pie hasta la altura de la cintura, las cuales terminan formando un asa a manera de argolla tejidas con el mismo cordel el contorno en ojal.

12.- Las Lanzas

A cada cabuyera, después de haber formado las argollas de éstas, se le desprende un cordel restante con el que va entretejer los cordeles de la cabuyera. Este procedimiento consiste en sujetar la argolla con un mecate adherido a una alcayata con la finalidad de mantener el chinchorro en una posición que facilite el proceso. Una vez colgado se le introduce un palo de escoba o vara entre los rapacejos y las cabuyeras que favorece la separación de los cordeles. Con el cordel restante de la argolla se inicia a entretejer en las cabuyeras hasta llegar al otro extremo, esto corresponde a la primera vuelta. Para la segunda y sucesivas vueltas se van soltando una o dos cabuyeras por cada extremo, que están sostenidas del palo o vara, y así apretar el tejido en cada vuelta para garantizar un trabajo prolijo de la misma. La forma que va tomando el tejido es parecido a una piñita o una punta de lanza invertida evitando que las cabuyeras se enreden.

13.- Las Randas

Es un accesorio más del chinchorro de Curagua que lo hace ver más llamativo y elegante colocándose en ambos extremos del mismo como cascadas colgantes elaboradas con delicados nudos de macramé que van formando motivos o diseños (mariposas, flores, muñequitos, pajaritos, hojas) propios de la artesana. Las medidas de las randas coinciden con el largo del chinchorro, que pueden ser lo que los artesanos (as) denominan picos, las randas son adornadas en la orilla o en el ruedo por motas o borlas hechas de curagua en rama, por ejemplo una randa de 4 picos consta de 58 pares de nudos.

14.- Los Hicos, Colgaderos o Mecates de Curagua

Los colgaderos representan otro accesorio más del chinchorro de Curagua dándole una función integral al lecho colgante desde la argolla de la cabuyera hasta la alcayata. Son cordeles de metro y medio de largo con un espesor de 8 a 10 milímetro aproximadamente, elaborados con la misma fibra torcidos en la pierna y a su vez retorcidos al mejor estilo de falsa rienda con un doblez en su mitad, dicho doblez posee un tejido en ojal dándole un mejor acabado. Las puntas del colgadero terminan con el nudo de cabestro.

Déjanos un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.